10 Oct 2015

Rumbo logística implementa la función Kanban para su módulo de aprovisionamiento a producción.

Rumbo logística cuenta con un módulo de aprovisionamiento a producción en su SGA (Sistema de gestión de almacén) que a partir del BOM (bill of materials) o escandallo de una referencia, y las unidades finales a producir calcula las necesidades de aprovisionamiento a la zona de producción. En el caso de órdenes de fabricación largas, no suele ser posible aprovisionar todos los materiales y se realizan aprovisionamientos parciales. Estos aprovisionamientos hasta ahora eran bajo demanda, el responsable de cada máquina solicita mas aprovisionamiento cuando se da cuenta de que necesita más. Ahora Rumbo Logística implementa un función Kanban. Los procesos Kanban se basan en sistemas Pull, en los que los procesos son tirados del final del proceso hacia el principio, en lugar de empujados del principio del proceso al final. El sistema Kanban permite indicar el nivel de reposición de stock de MP (materias primas) o WIP (work in process o productos intermedios) que se desea en la zona de producción. Según se declaran altas de producto terminado, automáticamente se calculan consumos de materias primas y si se llega al  nivel de reposición, automáticamente se lanzan nuevas ordenes de aprovisionamiento. Estas ordenes de aprovisionamiento se asignan automáticamente al recurso capaz de realizarlas menos ocupado para que la ejecute.

Por una parte se elimina el tiempo dedicado a solicitar reaprovisionamiento, pero sobre todo lo que se consigue es un flujo constante de materiales manteniendo solo la cantidad necesaria en producción de acuerdo al ritmo de las cantidades producidas.

Los sistemas kanban clásicos se basan en el uso de una tarjeta que que al aparecer indica que debe re-aprovisionarse ese proceso con el contenido de esa tarjeta. Los sistemas Kanban forman parte de las recomendaciones de lean manufactoring.

Share this
Arriba